LO QUE DICE EL NUEVO TESTAMENTO DE LAS OFRENDAS Y LOS DIEZMOS


OFRENDAS PARA LOS HERMANOS DE LA IGLESIA

1 CORINTIOS: 16:1-2 "En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guárdenlo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas".

2CORINTIOS:9:6 “Pero esto digo: el que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará”.

2CORINTIOS:9:1, 2 “En cuanto a la ayuda para los santos, es por demás que yo os escriba, pues conozco vuestra buena voluntad…”

2CORINTIOS:9:7 “cada uno de´ cómo propuso en su corazón: no con tristeza ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre”

HECHOS: 11:29,30. Dice que enviaron el socorro a los hermanos de Judea. Que quede claro que el dinero fue enviado a los hermanos de Judea.

LUCAS: 6:38. “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”

PABLO RECIBÍA OFRENDAS PARA SUS NECESIDADES Y APOYO MINISTERIAL

2 CORINTIOS. 8:1-3. Aquí Pablo habla del aporte (ofrendas) que los hermanos colosenses habían dado aun estando con pobrezas materiales pero se sacrificaron porque deseaban agradar a Dios mediante su aporte voluntario.

FILIPENSES: 4:15,16 La biblia dice que los hermanos de la iglesia apoyaban a pablo con ofrendas para sus necesidades

FILIPENSES: 4:15,16 “Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos". Pablo describe lo que le hizo Filipos cuando salió de Macedonia. Ninguna iglesia tuvo comunión con Pablo en dar y recibir, sino sólo Filipos. "Pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades". Aquí Pablo afirma lo que acaba de decir por recordarles que hasta antes de partir de Macedonia, cuando todavía estaba en Tesalónica, la iglesia de Filipos le envió ayuda.

FILIPENSES 1:3-5: "Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros, siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros, por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora:". Desde el primer momento hasta su encarcelación, Pablo agradecía a Dios la comunión o participación de éstos en apoyar la predicación y sostenerlo. La congregación sostenía y apoyaba financieramente a pablo en su ministerio 

2CORINTIOS:11:8,9. Pablo habla del despojo en cuanto a aportes económicos que él ha hecho a otras iglesias para ayudarlos a ellos y que él nunca se había servido de ellos sino que cuando estuvo con ellos los hermanos de macedonia fueron los que lo apoyaron económicamente en su ministerio

LOS DIEZMOS PARA SOSTENER A LOS MINISTROS (LEVITAS DEL NUEVO PACTO)

Así como en el AT dentro del pueblo de Dios (Israel) los levitas no recibieron tierra en heredad al momento de Josué hacer la repartición JOSUÉ: 13:14 pues estos fueron consagrados al servicio de las cosas sagradas de Dios NUMERO: 18:7 de igual manera en el NT existen dentro del nuevo pueblo de Dios la iglesia, un grupo de personas que se han privado del goce de las cosas terrenales para consagrar sus vida al servicio de Dios, como fueron los discípulos y apóstoles que se encargaron de tiempo completo a este servicio COLOSENSES:1:28, HECHOS:20:28 , 2 TIMOTEO:2:3,4,5 y estuvieron firmes en su propósito hasta sufrir y morir por esta misión, 2CORIENTIOS:4:7-16 como sigue sucediendo hoy día con quienes ministran en la iglesia de Dios de tiempo completo(pastores) .Estas personas tienen unos derechos dados por el mismo Jesús:

1CORINTIOS 9:13,14. Los que trabajan en las cosas sagradas comen del templo y los del altar participan del altar “Jesús ordenó que el que anuncia el evangelio que viva del evangelio” Pablo aquí habla de que así como los sacerdotes levitas se beneficiaban de su servicio del altar NUMERO: 18:20,21, igualmente lo deben hacer los que se han dedicado al servicio de la predicción del evangelio. Los predicadores y servidores de tiempo completo de Dios son los levitas del nuevo pacto 

1TIMOTEO 5:17-18. Resalto la frase “no pondrás bozal al buey que trilla” esto hace referencia a los que sirven y trabajan en la obra del señor, los cuales han dedicado su vida al servicio de Dios y se han cohibido de sus proyectos personales terrenales, para desarrollar este espiritual el cual es enseñar el evangelio, por lo que tienen derecho a poder devengar un salario justo de su mismo trabajo, pues también dice este texto “el obrero es digno de su salario”. ¿Quién pagará este salario por predicar a Cristo?... ¿el gobierno? Obviamente no… y no se refiere al galardón de la vida eterna sino a poder satisfacer sus necesidades materiales de esta vida. Este salario es el que la iglesia debe aportar en agradecimiento a la salvación de Dios y para que se pueda seguir diseminando esta palabra. El motor del evangelio es el Espíritu Santo pero sus ruedas (metafóricamente) son los aportes económicos de la iglesia que están representados en los diezmos y ofrendas para que esta empresa la iglesia se mantenga y cada día pueda seguir exhibiendo el producto del evangelio lo más lejos que pueda, pues la orden es a todo el mundo SAN MARCOS: 16:15

Dios bendice económica y espiritualmente a los que ofrendan generosamente SAN LUCAS: 6:38; 2 CORINTIOS: 9:6, 7, 8, 9,10 ,11; FILIPENSES: 4:19. Quienes diezman o ofrendan reciben bendición de Dios, pues también es una manera de reconocer que todos es de Dios y que no solo lo honramos con nuestros labios y acciones sino aun también con nuestro dinero, el cual hará posible que este evangelio se siga predicando. Quizás no puedo estar de tiempo completo dedicado a las cosas de Dios por los múltiples compromisos de esta vida pero con mi aporte ayudo a que los que Dios ha destinado para este oficio lo puedan hacer.Hay quienes aducen que esto del diezmo y la ofrenda fueron ordenanzas que caducaron con el termino de la ley de Dios que dio a Moisés y que en el pacto de la gracia no es obligación hacerlo. Pero es importante aclarar que la ley Mosaica, se divide en tres categorías:

La ley moral, (ÉXODO 20:1-17; DEUTERONOMIO 5:6-21) son los 10 mandamientos los primeros 4 son deberes de nosotros hacia Dios y los demás son los deberemos con nuestro prójimo

La ley religiosa o provisional: ritos, sacrificios, ceremonias, lavamientos, purificaciones, preceptos higiénicos y dietéticos, ofrendas, etc., que se detallan desde Éxodo a Deuteronomio. Su propósito era proveer salvación al pueblo, al anunciarle proféticamente a Cristo a través de sus diferentes tipos y alegorías. 

La ley civil: leyes sociales, prácticas humanitarias, consejos prácticos sobre la agricultura, economía, salubridad, etc. Su propósito era reglamentar todos los aspectos de la vida del pueblo escogido para hacerlo ordenado y próspero

Es importante aclarar que no es propiamente abolición de las leyes ceremoniales lo que ha causado la introducción del nuevo pacto (la gracia) sino mas bien la trasformación de las mismas, por ejemplo la ofrenda de los corderos representaban a Cristo, y también nuestra vida y la alabanza que le ofrecemos a Cristo. Pues la ley estaba tipificando los misterios que figuran en el plan de la redención en Jesús y era sombra de lo que iba a venir, "Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los sacrificios que se ofrecen continuamente cada año hacer perfectos a los que se acercan" HEBREOS 10:1. Del antiguo pacto (la ley) lo único que fue abolido o transformado fueron las leyes civiles y ceremoniales o religiosas. Pero como el tema que nos atañe es sobre los diezmos y ofrendas veamos en donde se ubican los diezmos y ofrendas en la ley. Obviamente en la ley religiosa o ceremonial, en la cual fue abolida o transformada la parte de los sacrificios, ritos y ceremonias; pero la parte de los diezmos no, o al menos no en su esencia. Lo que dice la biblia es que ahora ya no son a los levitas según el orden de Aarón a quienes hay que llevárselos, así como el pueblo lo hacía por orden de Dios Malaquías: 3-10 “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”

Con la llegada del nuevo pacto el sacerdocio ha sido pasado de los hijos de Aarón a Cristo el cual es sacerdote según el orden de Melquisedec HEBREOS: 7:17. Porque cambiado el sacerdocio y transferido de Leví a Cristo, necesario es que haya también cambio de ley “HEBREOS: 7:12, ojo la palabra “cambio de ley “no cambio pacto, esto no quiere decir abolición de la ley sino que la ley de la entrega de los diezmos a los levitas es transformada; es decir, que ya no se le llevaran los diezmos a los levitas como era la costumbre de la primera ley sino al nuevo sumo sacerdote que es Cristo; hoy Cristo es nuestro Sumo Sacerdote “de la orden de Melquisedec”. El sacerdocio fue cambiado y la ley concerniente a quién recibía los diezmos también cambió; pero la ley del diezmo estaba, y está, en efecto. Cuando Cristo se convirtió en nuestro Sumo Sacerdote, los diezmos dejaron de ir a los levitas y comenzaron a ir a los ministros de Cristo — levitas espirituales — aquellos en quienes Dios está obrando para proclamar su evangelio a este mundo, esto era lo que el apóstol Pablo dice en HEBREOS: 7. Dado que Cristo es nuestro Sumo Sacerdote, con el mismo rango que Melquisedec, ¿si los levitas recibían los diezmos?, ¿cuánto más debería recibirlos Cristo? Ahora que hemos establecido que el diezmo aún está en efecto en esta era del Nuevo Testamento, se hace evidente que el diezmar ¡es aún más importante para nosotros hoy! ¿Cómo avanzaría la Obra de Dios sin el diezmo? ¿Cómo predicaríamos nosotros el venidero reino de Dios sin el apoyo financiero de Dios?

El diezmo y la ofrenda no eran requisitos que debían cumplir los israelitas por mero capricho de Dios, sino que habían motivos relevantes para hacerlo y uno de estos era que solo a través de estos aportes era que se podía mantener funcionando el servicio de las cosas sagradas de Dios, si no habían ofrendas y diezmos ¿cómo podrían estar de tiempo completo los sacerdotes y levitas ministrando en el templo?... así igualmente se hace necesario estos aportes en el nuevo pueblo de Dios ya que sin estos aportes ¿cómo se podrán mantener los servidores de tiempo completo en la predicación de la palabra de Dios?, ¿Cómo se podrán construir las capillas? ¿Cómo se podrán enviar predicadores a distintas partes del mundo? ¿Podrían abordar gratis los buses y aviones?, ¿podrían entrar en los supermercados y llevarse gratis lo que necesiten?, ¿podrían entrar a los centros comerciales y llevarse las ropas que necesiten gratis?, ¿Podrían las escuelas y universidades recibir sus hijos sin dar un peso?... ¿Solo porque son servidores de Dios? Obviamente que no. Por eso la biblia dice que el trabajador es digno de su salario y que así como los levitas comían y se beneficiaban de lo que sus hermanos israelitas llevaban al templo (diezmos) NÚMEROS: 18:21, así deben hacerlo los servidores de Dios hoy. Jesús mismo ordenó “Porque el que predica el evangelio que viva del evangelio” 1 CORINTIOS 9:13

Obviamente muchas personas han usado mal intencionadamente estos textos de la palabra de Dios para sacarle un provecho personal y engañar a personas incautas por el desconocimiento de la biblia. Pero la intención del Espíritu Santo de inspirar esto a Pablo y demás escritores que hablan del tema, fue para que los servidores de Dios no sufrieran necesidad sino que sanamente hicieran uso justo de los beneficios materiales del fruto de su trabajo en la viña de Dios y para que este evangelio pueda llevarse y anunciarse a todo el mundo

Jesús mismo tenía en su grupito (sus discípulos “12”) un tesorero, Judas en cual era el encargado de guardar los aportes económicos que las personas daban a Jesús para apoyar su ministerio, SANJUÁN: 12:6. Este hombre a pesar del encargo confiable que Jesús le había dado robaba de la bolsa, por lo que no es extraño que hoy día en la misma iglesia de Dios existan malos administradores de estos aportes pero así como judas terminó, algún día estos serán delatados y expulsados de la gracia de Dio

Nota. Este documento no está basado en la orientación subjetiva de ninguna iglesia cristiana sino en la objetividad de la santa biblia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada